La Iglesia eres Tu

Mucho se está hablando de lo que es la iglesia, de lo que representa hoy en día y me pareció importante que delineáramos un poco lo que es para nosotros este concepto.

Para algunos será simplemente un lugar de reunión, una edificación o un simple salón. Si solo la vemos como un sitio para socializar... (Buscando la añadidura), para buscar un compañero/a de vida, negocios etc., es posible que aunque satisfagamos o no esa necesidad, lo más seguro es que con cualquier excusa nos retiraremos de ella. Para otros será la necesidad de buscar a Dios, de oír una palabra que nos aliente al cambio,  que nos ayude a seguir adelante, que nos consuele, que nos brinde paz, que nos anime a vivir una vida mejor.

Lo importante es el carácter que cada uno de nosotros le de. Si la vemos como un espacio sagrado de oración, en donde nos reunimos en nombre de Dios, encontraremos un propósito para la iglesia. “Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”. Mateo 18:20

Cabe preguntarnos ahora: ¿Podría estar nuestra iglesia más allá del espacio físico? La verdadera Iglesia. ¿Qué es? ¿Dónde esta?  ¿Cómo se forma?

Veamos la confesión de Pedro “...respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia" Mateo 16:17-18. 

Sobre esta piedra angular, sobre esta verdad, sobre el hecho que había reconocido en Jesús la divinidad, la unión al Padre edificaría Su iglesia (Conciencia Espiritual)

Jesús en ningún momento se refiere a un lugar físico cuando responde a Pedro, el apóstol de la fe; se refiere a su discernimiento espiritual, a la  fe que pudo reconocer en El; y es sobre esa fe que se edifica mi iglesia, la conciencia espiritual, el templo del Dios viviente. Cuando reconocemos el Cristo morando en nosotros se crea un nuevo estado de conciencia, de unión y realizamos una nueva identidad, somos una nueva criatura, nacemos de nuevo y nos reconocemos como templo de Dios, “la iglesia”.
Sin pensar en una separación, sin poner a Dios distante sino en cada uno de nosotros, practicando esa fe, reconociendo el Cristo en la oración, “en el silencio”, de manera que desde allí podamos edificar nuestra nueva conciencia Crística y al decir “Solo Dios”,  Estaremos viviendo en la conciencia de unión al Padre, y podremos escuchar el “apacible silbido” su callada voz y Su luz irradiará iluminando cada rincón de nuestro ser, llenándonos de todo bien. 

La iglesia somos todos aquellos que despertemos a la conciencia de unión al Padre creador. La Iglesia se llama (---------) con tu nombre, “La Iglesia Eres Tú”.

Miguel Corales



La Iglesia Eres Tu
Regresar Arriba