Siglos han pasado, líderes                                            materialistas han quedado                                     en el olvido. Las enseñanzas 
de transformación, de superación de alguno de ellos han sido buscadas en la mente mortal, supeditada solo a la jungla de cemento. Aunque triunfan, por algún tiempo, poco a poco van desapareciendo, ya que ellos, junto a sus discípulos lejos de mantener una felicidad constante, verdadera y próspera en el tiempo encuentran que hay un gran vacío que no pueden llenar, una oscuridad, desazón y decadencia a veces inexplicables. Les toma tiempo descubrir que ésta fue producida por una filosofía nacida en una mente estrictamente ego-materialista. Olvidan esos líderes y sus seguidores que la esencia de toda la felicidad radica en un principio simple enunciado por un Líder, que no obstante de haber hablado hace dos mil años, nadie ha podido imitar su vigencia; Él dijo: "Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas". Y aunque lo que hace el ego-materialista pareciera ser una panacea, es justo pensar que está bien, teniendo en cuanta que Pablo dijo: "Todas las cosas cooperan para bien". Pero pienso que están tomando el camino más largo para encontrar la verdad. 
     Servicios Dominicales
 11:00 AM  

Foros y Clases: Miércoles 
7:30 PM

12260 SW, 8 St.  #163, Miami.

  Tel: 786-390-9903

Buscar el Reino de Dios y su justicia, es reconocer la Verdad que nos hace libres, es comulgar con las enseñanzas del Maestro Jesús, es saber y sentir que nuestro Padre Creador nos dio un reino que nace por antonomasia en lo intangible, y luego se manifiesta en lo tangible. Si buscamos solo la añadidura estaremos construyendo sobre arena movediza. Los cimientos son y están en Dios —en Su reino— y aunque tambien es nuestro, la única forma de vivirlo es encontrarlo en lo intangible, en el Espíritu, en el Cristo morador.
Es momento de sopesar en forma temprana lo que estamos haciendo, retomar el rumbo cierto y asegurarnos así una felicidad próspera y constante en el tiempo. Pensemos primero en la base, en la mente Divina, en la Fuente; que es la Esencia de todo lo manifestado en el Universo. 
Los amaneceres pueden ser hermosos, trabajemos para que durante el día y en el ocaso la belleza sea la misma o aun mejor —que nunca decaiga. Bebamos de la fuente inagotable de transformación y superación, de la que saciaremos nuestra sed por siempre, aquella de la que nos hablara Jesús, y que nos ha entregado nuestro Creador. Busquemos el reino de Dios primero.
"No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta".

Ministro Miguel Corales 

LOS LIDERES DE MODA. 
UNITY LATINOAMERICANO