Después de que Dios se manifiestó en la creación sintió que todo expresaba gran parte de lo que Él es, de hecho fue todo tan perfecto que por siete veces “vio que todo lo hecho era bueno en gran manera”  No obstante se dio a la tarea de crear algo más, alguien que expresase Su Divinidad, que tuviese conciencia de existencia, que pudiese sentir en cada fibra de su corazón lo mas hermoso de su expresión... alguien que pudiese expresar el amor.

Fue entonces cuando creó al ser humano y “lo hizo a Su Imagen y semejanza”, al hacerlo radicó en él todo el poder para expresar lo más sublime... Amor, amor  absoluto, amor sin condición, sin mezquindad, amor de entrega total sin esperar nada a cambio. Al darnos todo por amor quería que experimentásemos ese gozo de dar por el simple hecho de dar... de dar por amor. Fue entonces cuando infundió en cada hijo suyo, y por toda la eternidad ese sentimiento. Ese poder que  mueve al mundo, que es pasado de padres a hijos como una de las expresiones más puras y reconfortantes. El amor tiene entre otras la facultad de consolar, de sanarr, de aquietar, una fuerza que puede dominar hasta al más rebelde, una fuerza que  lleva atada consigo el perdón incondicional, que puede disipar la bruma del temor, de la inseguridad, una fuerzaque acompaña a todo aquel que quiera expresarla.

Una fuente que jamás se agota, que mientras más produce más aumenta su caudal, que mientras más da, rebosa nuestro corazón y quiere dar más, más y más.”Quien beba de mi agua nunca mas tendrá sed” 

¿Quieres conocer a Dios? ... Prueba con el amor. La condición Divina de dar está ligada intrínsecamente a saber recibir, muchas veces no queremos recibir porque pensamos que al hacerlo estamos demostrando debilidad, si es 


asi; es por que muy en el fondo nos sentimos débiles. Podríamos también pecar por no querer recibir por que no queremos deberle ni un sentimiento ni un favor a nadie, nos sentiríamos atados, esta claro entonces, no estamos dispuestos a amar.

¿Quieres conocer a Dios?... Prueba con el amor. Tendemos a confundir el querer con el amar, mas, es fácil diferenciarlos; el querer está condicionado por una entrega con el fin de recibiralgo a cambio: te amo pero si tú no me amas hasta aquí llegamos, te doy pero ¿qué me darás tú? Te he amado toda la vida y mira como me estás pagando. Hay un cobro intrínseco en el acto de querer, mas cuando se ama se actúa como lo hace el Padre, no se espera nada a cambio, solo se da... por amor.

¿Quieres conocer a Dios? Prueba con el amor.

Esta es entonces una invitación a conocer a Dios. Empecemos a manifestar esa facultad en la seguridad de que a cada paso que demos estaremos dando lo mejor de nosotros, estaremos obteniendo de nuestra raíz Primaria la sustancia de todo lo creado, estaremos manejando esencia, tributando Amor, y cuando te facultas para manejar algo; es por que lo conoces. Maneja el arte del amor y estarás en el camino de Dios.

¿Quieres conocer a Dios?... Prueba con el Amor.

Ministro Miguel Corales 


¿Quieres Conocer a Dios?
Prueba con el Amor
Regresar arriba
  Unity Miami 
Unity Kendall
Unity Doral
Unity Latinoamericano
 Cristianismo Progresivo
Una Proyección de Vida en el Espíritu